Tema 1. La actividad económica y la empresa en contabilidad

En este primer tema analizaremos los conceptos de Contabilidad, Actividad Económica y Empresa a fin de saber qué tan importantes son en la toma de decisiones y en el acceso a la información.

Primera aproximación al concepto de Contabilidad

A primera vista podemos definir la Contabilidad como un «conjunto de información» requerida por distintos agentes para la toma de decisiones. Pues bien, eso es. La contabilidad se define como un tipo de «lenguaje» perfecto encargado de transmitir información acerca de la actividad económica de una empresa, así como la evolución que ha tenido ésta a lo largo de un periodo de tiempo determinado.

Así, de esta definición vamos a tomar los dos conceptos más importantes que vamos a tratar en este primer tema:

  • Actividad Económica
  • Empresa

La actividad económica y las necesidades de información

En primer lugar, veamos cómo se define la actividad económica en Contabilidad.

Toda actividad económica se centra en la producción, intercambio y consumo de bienes y servicios realizado entre diferentes sujetos o unidades económicas que participan en la economía.

Dicho esto, veamos qué se conoce como «Bien» o «Servicio» en la actividad económica de una empresa.

Bienes y servicios en la actividad económica

En primer lugar, un bien y un servicio son, en economía, conceptos muy diferentes de los cuales es importante conocer ciertas características para identificarlos al instante.

Bienes

Los bienes son productos tangibles, es decir, productos que se pueden tocar.
Son, por lo tanto, susceptibles de manipulación y transformación. Es decir, se trata de recursos limitados que pueden ser transferidos e intercambiados entre diferentes sujetos sin que éstos deban perder su valor. Un ejemplo de bien es un coche.

Servicios

La principal diferencia respecto a los bienes, es que los servicios son intangibles, es decir, no se pueden tocar ni manipular.
Se trata de una actividad, o una serie de acciones desarrolladas y prestadas por un sujeto o unidad económica siendo por lo tanto un acto instransferible, simuláneo y único. Dos servicios nunca podrán ser idénticos ya que dicha satisfacción de la necesidad dependerá del propio sujeto, del momento, lugar y la persona que realiza dicho servicio. Un ejemplo de ellos es un asesoramiento, una clase magistral o la contratación de sevicios de asesoría.

¿De qué se compone un Balance de Situación? Te explicamos las claves para crear su estructura y porqué es esencial en el análisis económico y financiero ...
Leer Más

Principales tipos de actividad económica

En relación a esto, existen tres tipos en los cuales podemos clasificar una actividad económica, los cuales se encuentran directamente relacionados con el bien o servicios ofrecido. Hablamos de:

Actividad de Servicios

La actividad de servicios es aquella desempeñada por empresas que prestan servicios. Por ejemplo encontramos a abogados, asesores, consultores, empresas de telefonía, hoteles, organizadores de eventos, etc.

Actividad Comercial

Se trata de aquella actividad en la que se compran y venden mercaderías, es decir, productos que no son sometidos a tranformación por parte de la empresa que los adquiere y vende. Un ejemplo es una ferretería, una librería o una tienda de alimentación, los cuales adquieren los productos con el fin de ser vendidos en su mismo estado y forma.

Actividad Industrial

En tercer lugar, la actividad industrial se centra en la fabricación y venta de productos a partir de la adquisición de materias primas y otros aprovisionamientos necesarios. Por ejemplo encontramos la construcción de muebles e inmuebles, la carpintería o la actividad hortofrutícola, entre otros.

La empresa como unidad básica de producción

Una vez hemos conocido qué es la actividad económica y qué tipos existen, veamos de qué manera definimos una empresa en contabilidad.

Una empresa es una unidad económica básica encargada de la producción de bienes y servicios. Es decir, de desarrollar una actividad económica.

Principales objetivos de una empresa

El principal objetivo de una empresa (con ánimo de lucro) es maximizar su beneficio económico a través de la utilización de los recursos disponibles (ya sean humanos, materiales o financieros), en el ámbito de una economía de mercado donde predomina la competitividad.

Otros dos objetivos que también son cada vez más importantes a día de hoy son:

  1. Por un lado, alcanzar el compromiso con la sociedad y el medio ambiente (Responsabilidad Social Corporativa -RSC)
  2. Por otro lado, Aumentar y Mantener la Cuota de Mercado.
    La Cuota de Mercado es aquella parte o segmento del mercado de un determinado producto que consume «los productos» de la empresa. Por ejemplo, si una empresa se dedica a fabricar mesas de oficina; de entre todos aquellos «consumidores de mesas de oficina», la cuota de mercado de la empresa la conforman aquellos consumidores que comprarán a la empresa una mesa. No podemos tener en cuenta a todo el mercado, sino únicamente a la parte que suele adquirir mesas de oficina.

Cuota de mercado = (Ventas de mesas de oficina de la empresa / Total de ventas de mesas de oficina del mercado)

En relación a lo que se ha comentado, la actividad económica resultad esencial en el crecimiento de un País, y ello es posible gracias a la viabilidad del conjunto de empresas y sectores del mercado. Tal y como podemos observar en noticias recientes de nuestro País, como este artículo en Cinco Días, la paralización de la actividad económica de diversos sectores provoca un estancamiento en el crecimiento del PIB y en el bienestar de una economía.

Clasificación de empresa según su actividad económica

Si atendemos al tipo de actividad económica podemos encontrar la siguiente clasificación de empresa:

Empresas de servicios

Son aquellas empresas que prestan servicios. Por ejemplo encontramos hoteles, consultoras, entidades de crédito, aseguradoras, etc.

Empresas comerciales

Empresas que compran y venden un mismo producto, esto es, mercaderías. No fabrican. Un ejemplo son las tiendas de alimentación, como hemos comentado anteriormente.

Empresas Industriales

Se trata de empresas que sí frabrican y tranforman las materias primas en productos finales destinados a la venta. Ejemplos de ello son las empresas que fabrican calzado, juguetes o automóviles.

Clasificación de empresa según su forma jurídica

En cambio, si en lugar de la actividad económica, atendemos a la forma jurídica de la empresa, podemos encontrar la siguiente tipología:

Empresa Individual

Una empresa individual (o comúnmente conocida como «Autónomo») es aquella cuyo propietario es una persona física, el cual responde de las deudas de la empresa con todos sus bienes presentes y futuros.

Empresa o Sociedad Mercantil

A diferencia de la empresa individual, la sociedad mercantil es aquella cuyo propietario no es una persona física, sino una persona jurídica. En este caso, los socios o propietarios de la empresa (que participan en el desembolso del capital inicial requerido para su fundación) no responden de las deudas de la Sociedad con todos sus bienes, sino que su responsabilidad queda limita a su aportación inicial.

Ahora bien, dentro de la categoría de Sociedades Mercantiles encontramos las Sociedades Anónimas, Sociedades Limitadas, Sociedades Comanditarias, Sociedades Colectivas y Sociedades Cooperativas, entre otros.

¿Quieres conocer qué es la capitalización simple? Te mostramos lo más importante que debes saber y ejercicios para que empieces a usar este fácil método ...
Leer Más

Riqueza y Renta en Contabilidad

En el ámbito empresarial, la Contabilidad distingue entre Riqueza (o también denominada Patrimonio) y la Renta (o Rendimiento). Veamos las particularidades y diferencias de cada una de ellas.

Riqueza o Patrimonio

Se trata de un concepto estático. Es una «fotografía» de la situación empresarial en un momento determinado del tiempo.

Así pues, la Riqueza o Patrimonio hace referencia al conjunto de bienes, derechos y obligaciones de una empresa en un momento determinado.

Para el desempeño de una actividad económica por parte de la empresa, ésta necesita disponer de riqueza. En otras palabras, ser titular de un patrimonio que, compuesto por una serie de bienes, derechos y obligaciones contraídas, será valorado en unidades monetarias.

Finalmente, este Patrimonio empresarial queda reflejado en el llamado Balance de Situación; un Estado Financiero y componente de las Cuentas Anuales, el cual muestra todos los bienes, derechos, deudas y obligaciones contraídas por la empresa en un momento determinado del tiempo.

Renta o Rendimiento

La Renta o Rendimiento es un concepto dinámico. Se encuentra unido a la idea de «flujo corriente de cobros y pagos».

La principal diferencia frente al Patrimonio, es que la Renta o Rendimiento constituye un conjunto de bienes y servicios producidos por la empresa gracias al desarrollo de su actividad económica a lo largo de un periodo de tiempo determinado.

En este sentido, así como encontramos claras diferencias entre ambos conceptos, éstos cuentan con un estrecho vínculo que los hace inseparables en el ámbito de la Contabilidad. No podemos hablar de Rendimiento sin hablar de Patrimonio. ¿Por qué? Porque para ejercer y desarrollar la actividad económica necesaria para la obtención de resultados (rendimiento) necesitamos de riqueza (resultados pasados). Esta riqueza, a su vez, puede ser incrementada (resultados positivos o beneficios) o disminuida (resultados negativos o pérdidas) a consecuencia del desarrollo de la actividad económica.

Gráfico de una empresa y el desarrollo de su actividad económica

Para finalizar, trataremos el siguiente gráfico en el que queda reflejado el concepto de empresa y actividad económica que anteriomente hemos explicado.

La actividad económica y la empresa en la Contabilidad
Fuente: Elaboración propia

Explicación

En este esquema vemos reflejados todos aquellos agentes que participan en el desarrollo de la actividad económica, así como los bienes, derechos y obligaciones (Patrimonio o Riqueza) requeridos para iniciar todo proceso productivo (Actividad Económica).

Como podéis observar, en el gráfico tenemos dos tipos de flechas. Las flechas discontínuas hacen referencia a la corriente monetaria (entrada y salida de dinero), mientras que las flechas discontínuas hacen referencia a la corriente de bienes y servicios.

Seguidamente, en la parte superior encontramos la figura del Socio/Inversor, quien, a través del capital inicial aportado, participa en la creación de la empresa. A su vez, ésta última retribuye su contribución mediante la prestación de una rentabilidad (dividendos).

Dicho esto, la empresa no sólo contará con recursos propios, sino que en su estructura financiera también dispondrá de recursos ajenos que, conjuntamente, permitirán construir la riqueza necesaria con la que iniciar su actividad económica. Dicha actividad económica requiere de la participación de proveedores y acreedores, así como de clientes y deudores.

Luego, para el ejercicio de su actividad económica, la empresa necesitará de recursos (materias primas) obtenidos a cambio de una salida de dinero. Estas materias primas serán sometidas a un proceso productivo a fin de dar lugar a productos finales (en caso de una empresa industrial) que serán vendidos a clientes, a cambio de una entrada monetaria.

Ahora bien, recordad que en caso de encontrarnos ante una empresa comercial, ésta adquiere mercaderías de sus proveedores y, en su mismo estado, las venderá a sus clientes llevando a cabo la venta.

Conclusión

En resumen de este primer tema, destacar que la empresa es una unidad compleja de producción de bienes y servicios, pero a su vez es una figura esencial en el desarrollo de la actividad económica de un País. La Contabilidad, a su vez, nos permite obtener información sobre la riqueza y renta de una empresa con una única finalidad: «La Toma de Decisiones».

Comparte el artículo!
TwitterWhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.